La importancia del cuidado en modelos híbridos de trabajo. Café porque sí

cafe porque si maria Gonzalez

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Durante los primeros meses de la Pandemia, muchos nos dimos cuenta de que establecer ciertas rutinas, en diferentes aspectos de nuestras vidas, como por ejemplo en el trabajo en remoto, nos ayudaría a transitar las circunstancias que estábamos afrontando.

En cuanto a las dinámicas de trabajo, en los casos en los que se desarrollaba en una oficina de manera presencial, hubo que adaptarse al trabajo en remoto. Conocer todas las herramientas de interacción virtual, tratar de instaurar procesos de trabajo que hicieran viable la actividad que teníamos hasta entonces, y aprender a relacionarnos de manera constante a través de una pantalla.

teletrabajo

“Las reuniones virtuales interminables agotaban a las personas”

Al poco tiempo fue evidente que las reuniones virtuales interminables agotaban a las personas. Tratamos de agilizar los encuentros y ser muy, muy operativos, para después avanzar cada uno desde la soledad de su casa. Había que continuar remando para que la actividad no cayese y las organizaciones no se fueran a pique.

Y en ese deseo de mantener a flote la actividad, perdimos un poco de vista el cuidado de las relaciones. Ese cuidado que sucedía en los minutos previos a una reunión, en la conversación casual de pasillo, en el café de media mañana o cuando compartíamos la hora de comer. Ese cuidado que suponía que le contabas al otro y él te contaba a ti las cosas del día a día. Que comentabais las cosas de trabajo en una conversación más distendida y con algo más de distancia que metidos en faena en la reunión. Y ese cuidado en el que también se hablaban de los asuntos más personales, algo que perdíamos con el trabajo en remoto.

La comunicación tanto formal como informal es fundamental para el correcto funcionamiento de la empresa, si quieres saber más, te invitamos a leer el post “La comunicación: la base del trabajo en equipo”.

Las reuniones de trabajo en remoto durante el confinamiento

Un día en mitad del confinamiento convoqué una reunión por Teams cuyo título era “café porque sí”. Echaba de menos momentos de conexión personal con las personas del equipo. Lo que más me agobiaba no tener un horizonte temporal concreto por delante que me hiciera pensar que volveríamos a recuperar pronto la vida tal y como la conocíamos hasta entonces. Todos estaban invitados, y se sumaría quien pudiera/quisiera hacerlo. La única condición es que trataríamos de que no se convirtiese en una reunión de trabajo. Ese pequeño gesto instaló la costumbre de que cada vez que alguien percibía la necesidad de tener un rato de charla con los compañeros de trabajo, convocaba el café porque sí.

Con el paso de los meses y la posibilidad de volver a las oficinas, como en muchos otros lugares, combinamos la actividad presencial con el trabajo en remoto. Tratando de concentrar las reuniones lo máximo posible en los días de encuentro presencial, para aprovechar los días de trabajo en remoto para esas tareas que requieren concentración y se hacen mejor en silencio. Y de nuevo, en el deseo de contribuir a que las cosas sigan funcionando, volvimos a darle poco espacio al café porque sí.

Creo que una de las claves que mantiene a un equipo unido es la confianza. Y la confianza se forja cuando trabajamos y cuando compartimos momentos que nos hacen conocernos un poco mejor y en sentido más amplio de lo que lo hacemos, cuando solo nos relacionamos con el otro desde nuestra faceta profesional.

Saber cómo les va la vida a las personas con las que trabajas hace que te sientas más vinculado a ellas. Que las comprendas mejor.

Por supuesto, hay perfiles que necesitan más esto que otros. Pero no me refiero a que lo hagamos únicamente porque a algunas personas nos sienta bien o nos hace falta, esa faceta algo más personal en la relación. Es que también con quienes se sienten cómodos hablando solamente de la tarea, nos interesa explorar, en la medida de lo posible, la relación más allá de la conversación de trabajo.

reunión de trabajo

“La confianza es una cuestión estratégica en las organizaciones”

La confianza es una cuestión estratégica en las organizaciones. Abonarla siempre es buena idea. Y en estos tiempos creo que es deseable que pongamos atención para encontrar momentos de conexión con el otro. Que los provoquemos y que no dejemos que la inercia de la aparente acumulación de tareas nos lleve.

Dice Simon Sinek que la confianza y la cooperación son sentimientos, no órdenes. Y para que emerjan de manera auténtica, es necesario regarlos con una buena dosis de vínculo. Porque somos más cosas, además del profesional que realiza la tarea. Algo así como si al encontrarnos con las personas con las que trabajamos nos saludásemos llenando de sentido a esa palabra maravillosa que utilizan los zulúes. Sawubona. Que literalmente significa “yo te respeto, te valoro y eres importante para mí”.

Pues eso. Cuando la fórmula es híbrida y tenemos menos momentos para compartir, café porque sí. Y mucho Sawubona.

María González, Mediadora – Coach Ejecutivo

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Seguir leyendo

¿Quieres impulsar tu negocio?

Déjanos un mensaje y te responderemos lo antes posible

Liderazgo y Coaching Infova Formación y Desarrollo Empresa Equipos